Reto: un año sin internet

¿Serías capaz de prescindir todo un año de Internet, eso que nos mantiene conectados a través del correo electrónico, WhatsApp o Facebook? El redactor de The Verge, Paul Miller, acaba de terminar su experiencia de 12 largos meses sin conexión a la red  y de relatar todo el proceso en este blog especializado en tecnología. Te puedes imaginar cuál ha sido la conclusión: si te aislas de Internet, te aislas del mundo que te rodea. En definitiva: te quedas solo.

Vivimos en un mundo conectado a la red. Internet forma parte de nuestra vida cotidiana, ha llegado para quedarse; lo llevamos a todas partes y ahora en nuestro smartphone. Yo diría que es casi como una adicción. ¿Te has parado a pensar cuántas veces consultas el móvil al día? Hay estudios que hablan de 150 veces al día! Eso significa que cada 6 minutos miramos la pantalla de nuestro móvil. ¡Cómo hemos cambiado, como diría la canción! Con un sólo click consultamos el correo y podemos comunicarnos con cualquier persona de cualquier rincón del mundo en el mismo día. ¿Te imaginas tener que volver a las cartas?

internetPues eso es lo que tuvo que hacer este redactor. Olvidarse de la bandeja de entrada de su correo electrónico y volver al correo ordinario, a los sellos y a contínuos viajes a Correos. Confiesa que fue una tarea muy lenta y que le terminó agobiando, casi tanto como los cientos de mails que se acumulan al cabo del día. Eso sí, tenía más tiempo para quedar con amigos, pasear en bici y hasta leer de una sentada 100 páginas de La Odisea! E incluso perdió peso! Aviso para quienes estén pensando en la operación bikini. Tal vez sin quererlo hayamos dado con la dieta milagro! Pero es evidente que todo esto es perfectamente compatible con nuestro mundo virtual.

Paul pensó que alejarse de Internet le permitiría tener un mayor contacto con la realidad, pero el efecto fue todo lo contrario. Finalmente perdió la relación con sus amigos (vía telefónica), quedó envuelto en un profundo aburrimiento y se quedó más solo que la una. Seguro que algunos habéis experimentado algo parecido con el WhatsApp, si os ha caducado la versión gratuita, o todavía no tenéis smartphone. ¿No os sentís que nadie os quiere, o que estáis marginados del resto del grupo?

Te propongo un reto: ¿serías capaz de someterte a la misma experiencia que Paul, al menos durante una semana? ¿Qué sería lo que peor llevarías? ¿En qué aspecto crees que sería positivo? Y pensar que hace algunos años (sí, ya son bastantes) nuestra vida era así, sin conexión a Internet.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s