Códigos QR hasta en la tumba

Nuestro Smartphone nos acompaña a todas partes. Lo necesitamos como el aire que respiramos. Incluso hasta en el cementerio, porque ya están inventadas las lápidas con códigos QR para obtener información del difunto. 

Con la llegada de los smartphones, nuestra adicción al móvil todavía es mayor: consulta del correo, redes sociales, Whatsapp y un listado interminable de aplicaciones profesionales, ocio o entretenimiento. Estamos perdidos sin él. Antes se nos olvidan las llaves de casa o el paraguas, que nuestro tesoro más preciado (nuestra pasta nos cuesta a fin de mes!) con el que nos conectamos al mundo. Las estadísticas hablan de que consultamos nuestro “pequeño ordenador” más de 100 veces al día y nos lo llevamos cuando visitamos al señor Roca o incluso mientras practicamos sexo! (y os asombraríais si os dijese que la tasa es más alta en mujeres!)

Pero ahora hay un sitio más donde no podemos ir sin nuestro smartphone: al cementerio. Sí, ni a los muertos dejan tranquilos. Ese remanso de paz y silencio, puede quedar perturbado cuando apuntemos con nuestro móvil a la lápida. ¿Y con que fin?, os preguntaréis. Pues para saber más detalles del difunto en cuestión, para recordarle con un sentimental video o fotografías que resuman los momentos más importantes de su vida, biografía, etc.

¿Y como? Pues parece que las compañías funerarias han encontrado una manera original de incorporar el código QR (en inglés Quick Response: respuesta rápida) a las lápidas. Se trata de ese código en blanco y negro que almacena información y que hasta ahora veíamos en vallas o carteles publicitarios y que nos remitían a una web, dirección de email, etc. Vamos, que lo sabremos “todo” del muerto. Porque esta información la veremos a través de nuestro móvil al escanear el código, habiendo instalado previamente la aplicación. Dicen que tiene una vigencia de unos 30 años. En nuestro país algunas empresas y cementerios ya incorporan lápidas con este código por un módico precio de unos 300 euros. Y hasta podemos diseñar nuestra propia tumba!

Y si con el código QR podemos “desnudar” el alma del difunto, también podemos desnudar a la modelo Adriana Cernova, imagen de la firma de sujetadores Wonder Bra. La compañía se hizo valer de este código en vallas publicitarias para atrapar la atención de los Voyeur remitiéndoles a un video donde la modelo mostraba sus “encantos”.

 ¿Te convence la idea de lápidas con código QR? ¿Cuál es el uso más extravagante que has visto de estos códigos? ¿Crees que es útil?

Anuncios

Un comentario en “Códigos QR hasta en la tumba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s