Ideas low-cost para redes sociales

Atención viajeros. La búsqueda de alojamiento en cualquier rincón del mundo puede ser más fácil y asequible. ¿Cuántas veces no hemos encontrado un hotel en una zona determinada de la ciudad que queríamos visitar o el precio resultaba desorbitado? Las redes sociales han generado un sinfín de oportunidades de negocio que conectan usuarios que buscan algo, con otros que ofrecen eso mismo que estamos buscando. Es el caso del portal Airbnb (www.airbnb.es) que pone a disposición del viajero un total de 200.000 inmuebles en todo el mundo, cuyos propietarios alquilan una habitación o casa a particulares, bien sea por días, semanas o meses. Ambos, anfitrión y huésped salen beneficiados con esta fórmula, ya que da salida a propietarios que van a ausentarse de su hogar, o les sobra espacio. Por su parte, el huésped puede alojarse por un precio bastante económico. Por ejemplo, podemos disponer de una habitación en Manhattan, Londres o Paris por 40 €.

Fueron dos amigos los artífices de esta brillante idea en 2008, quienes para pagar el alquiler de su piso en San Francisco se les ocurrió alquilar una habitación para huéspedes, tan solo con la inversión de unos colchones. Pronto se dieron cuenta de que podrían crear una plataforma de usuarios con los mismos intereses y necesidades. Fue así, como este negocio creció viralmente gracias a las redes sociales. Con este sistema, hay quienes pueden obtener dinero extra para financiar gastos, pero también hay quienes buscan compartir experiencias y aprender idiomas con los huéspedes que visitan su propiedad llegados de otros países. El anfitrión tiene garantías de alquiler y de insertar su anuncio gratuitamente y el huésped puede leer comentarios de otros usuarios que ya se alojaron con anterioridad.Casa del Árbol en San Francisco. Fuente: Airbnb

Según datos ofrecidos por la misma compañía, Airbnb consigue una reserva cada dos segundos y cuenta con 60.000 viajeros que han utilizado esta forma nueva de alojamiento. Lo increíble es que no solo es posible pernoctar en pisos y casas, sino que también podemos dormir como reyes en castillos e incluso en plena naturaleza, en un árbol (casa-árbol). Y por menos de lo que pensamos (algunas por debajo de 100 euros/noche). Esta última es la que más demanda presenta y hay una gran lista de espera. Sus dueños lograron con el alquiler pagar la hipoteca de su casa. En España, el portal cuenta con 25.000 inmuebles y se ha registrado un fuerte incremento de reservas.

 Otro proyecto que aprovecha el potencial de las redes sociales es Blablacar (http://www.blablacar.es/) un espacio donde la gente comparte viajes en coche no solo en España, sino también Reino Unido, Italia y próximamente en Portugal. Es decir, si un usuario tiene previsto hacer un trayecto en su vehículo, pone a la venta sus plazas libres por un precio razonable, seguro que más barato que el tren o el avión. Desde 25 € se puede ir a Francia. No sólo hay un ahorro de dinero, sino también de combustible. El éxito de esta iniciativa ha propiciado que el portal cuente con dos millones de usuarios.

Y es que en época de crisis se agradecen ideas como estas.

 Y vosotros, ¿conocíais algunas de estas dos empresas? ¿Sois usuarios de alguna otra iniciativa semejante?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s